Img 9426

Una adaptación 10, en la Llar

Este año estamos especialmente contentos de cómo los más pequeños de la escuela se han adaptado a ella… Ayer empezamos la segunda semana del curso y todos ellos, sin excepción, se desarrollan ya en el aula y en patio con normalidad y confianza. Para facilitarles este proceso desde la escuela, ofrecimos a las familias la opción de venir tres horas al día ya la primera semana de mes, para que se fuera adaptando con tranquilidad al nuevo espacio, a las profesoras y compañeros, al material, los hábitos, las rutinas… Es evidente que esta medida les fue muy bien y a partir del lunes 12 empezaron ya su horario normal, como el resto del colegio.

Un horario en el que también hemos modificado una franja, y que todo indica que ha sido un gran acierto, que consiste en colocar el patio a primera hora de la mañana. De esta manera, empiezan el día muy contentos, jugando en su espacio en la parte superior del patio de la escuela, con sus casitas de juego, tobogán, motos de plástico, juguetes…

Este cambio permite también que la actividad en clase sea más contínua ya que después del patio desayunan y a continuación empiezan sus actividades. Esta semana, por ejemplo, en P2 la han empezando trabajando el lenguaje. Después de escuchar con mucha atención el cuento que les contaba Susi, han estado jugando junto a ella y Jingle con las fichas de vocabulario. Además de servirles para aprender los nombres en castellano, catalán e inglés, estas fichas les sirven también para empezar a clasificar y, por lo tanto, con las matemáticas de forma lúdica.

Mientras, en el aula de P1 esta mañana de lunes eran muy pocos, porque había algunos alumnos que no se encontraban bien y se habían quedado en casa. Ha sido el primer día que también han salido al patio… y lo han disfrutado muchísimo. A continuación han estado jugando con Carlota y los instrumentos de música que tienen en la clase y con el Lego gigante… hasta que ha llegado el momento en que la más pequeña del colegio necesitaba dormir su siesta matutina y han bajado la intensidad de la luz y todos se han quedado en calma…