IMG 1131

Una mañana de prácticas en la Facultat de Química

Los alumnos de 1º y 2º de Bachillerato Científico que estudian Química han ido este lunes a realizar prácticas de Laboratorio de la Facultad. Ésta es una buena oportunidad que les brinda la escuela para trabajar con un material  de laboratorio del que el colegio no dispone por seguridad, como el nitrógeno líquido, o por complejidad. Además, es una excelente ocasión para mostrar más opciones a aquellos alumnos que aún no hayan decidido qué carrera  quieren estudiar… y para que empiecen a percibir el ambiente universitario real, en horario lectivo.  

Los dos cursos estuvieron trabajando con docentes de la Facultad en laboratorios diferentes y con prácticas adecuadas a su nivel de conocimiento de la Química. Trabajaron el ricón del frío con sustancias como el hielo seco, el CO2, y N2 líquido consolidando conceptos como la ecuación de estado de los gasos ideales o el diagrama de fases. Vieron, también, como hay sustancias que subliman, el CO2, y otras como el N2 que congelan en cuestión de segundos hasta -196 grados centígrados, consiguiendo que no se rompan las paredes celulares… un ejemplo que, llevado a la práctica, se aprovecha en la preparación de alimentos congelados, conservación de órganos o en dermatología, ya que el frío disminuye el dolor y las hemorragias. 

Realizaron también reacciones a pequeña escala, pudiendo observar diferentes reacciones químicas rápidas en los tubos de ensayo, como redox, sustitución y precipitación…Otra de las prácticas fue la de Cromatografía en capa prima, utilizando una técnica básica para determinar el principio activo de diferentes analgésicos, como el paracetamol, y a partir de muestras patrón determinar si el medicamento incógnita presentaba alguno o no. Para revelar los componentes utilizaron una luz ultraviolada. 

Iluminar la escena de un crimen era el llamativo título de otra de las prácticas en la que utilizaron luminol, que permite detectar iones hierro en sangre… de la misma manera cómo se utiliza en Criminología para descubrir si se ha utilizado una determinada arma o si el crimen ha tenido lugar en un escenario concreto, y el reactivo de Bradfort, para detectar proteínas. Por último, analizaron distintos tipos de aguas naturales, determinando el PH y la conductividad o su comportamiento con el jabón.