DSC00507

Creamos un pluviómetro, paso a paso

  For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

por Carol Serrano, tutora de 4º de Primaria
 

En 4º de Primaria, estamos estudiando las características de la atmósfera y los fenómenos meteorológicos que en ella suceden, debido al agua que hay en el planeta y al calor que el sol emite entre ambos. Una vez explicada la teórica en clase, para pasar a la práctica y complementar así el aprendizaje, hemos ido al laboratorio y hemos construído nuestros propios pluviómetros.

Durante una primera sesión, y a partir de unas premisas, cada grupo de trabajo ha pensado qué materiales debían utilizar, cómo diseñar el pluviómetro y cómo montarlo. Después de varias reflexiones y una puesta en común, hemos llegado a la conclusión de que se necesitaba un recipiente para recoger el agua de la lluvia lo más grande y preciso posible.

Hemos dedicado toda una tarde a construir los pluviómetros. Durante el proceso han surgido algunas complicaciones, como que los envases eran inestables o costaba encajar los recipientes con los embudos… Poco a poco, y comentándolas entre todos, hemos ido salvándolas todas hasta lograr un diseño que nos convenciera.

La parte más difícil ha sido la de milimetrarlo y decidir si lo señalizábamos cada centímetro y si utilizar una regla… Después de debatirlo entre todos, hemos optado por utilizar un vaso de precipitados del laboratorio e ir añadiéndole agua de 5 en 5 ml. para ir haciendo las marcas en el exterior del envase.

Una vez construídos los pluviómetros, hemos vertido unas gotas de colorante en el interior para que nos sea más fácil poder ver el agua de lluvia dentro del recipiente. Del laboratorio lo hemos llevado al patio y fijado en la superficie, a prueba de viento…

Un encargado de cada grupo deberá anotar la cantidad de lluvia caída cada día para poder hacer un gráfico de las precipitaciones en nuestro patio. Además, estas sesiones de laboratorio nos han servido para trabajar la reflexión, el razonamiento, la imaginación, la deducción y el trabajo cooperativo.