IMG 1979

Primer día de cole para Primaria

  For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Las familias de Primaria han llegado súper puntuales al primer día de colegio del curso 2018-19. Por suerte este año no ha llovido a esa hora de la mañana, como ocurrió el año pasado, y la entrada ha podido ser más espléndida. Emocionantes reencuentros con los amigos de clase, los compañeros, los profesores de éste y, también, de los cursos anteriores. Abrazos, miradas cómplices, historias que explicar, novedades que enseñar… Hoy el rato de patio antes de entrar ha sido un poco más generoso porque este momento del año es muy bonito y vale la pena que los alumnos lo vivan sin prisas. 

Incluso los padres que así lo han deseado se han podido quedar en el patio y tomar fotografías de este inicio de curso. La mayoría eran familiares de los alumnos que se estrenan en 1º de Primaria, que hoy se mostraban orgullosos de este paso que dan y que les hace ser conscientes de que se están haciendo mayores. De hecho, aunque debido a las altas temperaturas todavía pueden venir al colegio con el equipo deportivo, a muchos de ellos les hacía mucha illusión estrenar ya hoy el uniforme de Primaria. 

En clase, Àngels les ha ido situando en el aula y mostrado dónde están sus colgadores, bandejas, cajones y la fuente donde pueden llenar las cantimploras e hidratarse siempre que lo consideren oportuno. Además, les ha introducido ya novedades de este curso como hacer una rutina de pensamiento para llegar a “los acuerdos esenciales” del grupo y la “ola de silencio”, que no sólo han integrado en seguida sino que les ha servido para crear las primeras risas y complicidades. 

Lo mismo ha pasado en el resto de cursos de Primaria y es que es un método muy rápido, sencillo y efectivo para conseguir volver la calma en el aula, a la vez que sirve para trabajar el respeto. En 2º, Dolors les ha presentado una casita que ha montado dentro de la clase, donde los alumnos pueden entrar si consideran necesario recuperar su propia serenidad. Una casa que está llena de cajitas con plastilina para liberar un poco de tensión mientras se moldea y una libreta para escribir emociones, sentimientos, pensamientos… y todo lo que los chicos tengan necesidad de expresar. A los del ciclo medio les hemos encontrado presentándose por parejas pero con la personalidad del otro… lo que ha sido gracioso y una buena práctica para ponerse en el lugar del otro, y conocer a los nuevos compañeros. Los mayores de Primaria han empezado el día con la misión de ir a buscar sus libros nuevos. Una imagen que, como siempre, genera caras de emoción…