Aprendices de Gaudí

En Párvulos y Primaria estamos realizando un proyecto transversal sobre nuestro barrio que dura todo el curso. Ahora tenemos el reto de construir un edificio representativo de l’Eixample y la mejor manera de aprender cómo hacerlo es visitando uno de ellos. Así que esta semana nos hemos ido hasta La Pedrera.

El trabajo de observación ha empezado sólo salir por la puerta del colegio, ya que está situado en pleno Quadrat d’Or modernista y muy cerca de la Manzana de la Discordia, que forman la Casa Batlló, l’Amatller y la Lleó Morera (la discordia está en cuál es más bella). Suelos de mosaico, paredes de cerámica, balcones de hierro forjado, puertas de madera noble… nos acompañan de camino a la Casa Milá.

Una vez llegamos a La Pedrera, las guías nos esperan para explicarnos la originalidad de su fachada ondulada como el mar, que tantas veces hemos visto pero nunca fijado tanto como ahora. Una vez dentro, el vestíbulo nos deja boquiabiertos, con su “celobert” y los frescos del techo imitando el fondo del mar.

Visitando el piso de La Pedrera, nos descubren las características de su arquitectura: las columnas y las bóvedas de ladrillo son el esqueleto sobre el que se sustenta el edificio. Los balcones, los encargados de delimitar el interior y el exterior. Y otra cosa a tener muy en cuenta en el proyecto que queremos realizar: la importancia de la decoración y el mobiliario. Acabamos la visita en la azotea, llena de esculturas que esconden hasta 30 chimeneas.

A continuación podéis ver algunas de las fotos de las visitas, pero para ver cómo plasmaremos lo aprendido en nuestro proyecto, tendréis que seguir atentos a nuestro blog…