La recompensa de conectar, crear y transferir aprendizajes

El paso de primaria a la ESO se materializa en aprendizajes como el que explicamos en este post. Durante todo el año, los alumnos de 1º de ESO han trabajado la época romana a fondo y de forma simultánea, en dos de sus asignaturas: Literatura Castellana y History. Sus profesoras, Nuria Collado y María José Gómez, utilizaron la llave de la conexión de la Cultura de Pensamiento para conectar sus temáticas y sincronizar el momento en que en la asignatura de Historia -que en este curso realizan en inglés- empezaban a estudiar The Roman Empire para proponer en el club de lectura de Literatura Castellana el libro de Espido Freire titulado El Chico de la Flecha y ambientado en la Emérita Augusta del s. I. d.C. 

El trabajo interdisciplinar ha sido sostenido a lo largo de todo el curso y ha contemplado recursos de la Cultura de Pensamiento como el mapa web para sintetizar, categorizar y conectar los contenidos del libro de texto con el texto literario, pero ha ido más allá. En clase de History han realizado Ancient Rome History Box para trabajar los objetivos de contenido, la habilidad para que el aprendizaje sea más activo y dinámico con tareas de construcción y la mejor disposición hacia el aprendizaje ya que cada alumno construye el suyo. De esta forma, los diferentes grupos han tenido que decidir qué contenido sobre el Imperio Romano incluían o dejaban al margen de su caja. Este trabajo lo han realizado de forma cooperativa en grupos de tres, para fomentar la transferencia de aprender a trabajar en equipo, escuchando otras perspectivas y ajustándose a otros ritmos de trabajo, como tendrán que hacer cuando entren en el mundo laboral.

En Lengua Castellana, al terminar la lectura, los alumnos debían realizar un artefacto de la compresión, que se trata de una producción analógica, digital, manipulativa o performance, que demuestre de forma evidente que han integrado el aprendizaje. En total, el grupo ha realizado 10 artefactos que han incluido vídeos, mapas, un cómic con historias y aventuras de la época romana e incluso la letra de una canción. Además de decorar la clase como un museo, todos los alumnos han presentado hoy sus artefactos de la comprensión en una reunión virtual con el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, quién ha escuchado atentamente todas las presentaciones y aportado aprendizajes como que, en la época en la que está ambientado el libro, la actual Lisboa era un puerto de la Emérita Augusta.

El objetivo principal de esta presentación al alcalde de Mérida era que los alumnos entendieran la transferencia del aprendizaje, es decir que fueran más conscientes de que su aprendizaje va más allá de las aulas. La respuesta por parte del alcalde no ha podido ser más satisfactoria ya que, además de felicitarles con un “Enhorabuena, es una clase maravillosa” y considerar a todas sus presentaciones de “sobresaliente”, les ha lanzado el reto de prepararse un texto clásico y les ha invitado a representarlo la próxima primavera en el Festival Juvenil de Teatro Grecolatino, en el histórico Teatro Romano de Mérida, para conocer también la ciudad que con tanta profundidad y creatividad han trabajado durante todo el curso.