Club de lectura y artefactos de la compresión en 2º de ESO 

“El Bosque de los árboles muertos” de la escritora Ana Alcolea es una de las lecturas obligatorias en lengua castellana de 2º de ESO. Este año, este libro ha tenido otro final en nuestra escuela y es que Nuria, su profesora, les ha propuesto acabarlo con un “artefacto de la comprensión”. Éste es el nombre de una rutina de pensamiento que consiste en producir algún elemento que evidencie que se ha comprendido el aprendizaje o, en este caso, la lectura. 

Para ello antes han realizado varias sesiones de club de lectura, los miércoles por la tarde. Cada semana se pautaba las páginas o capítulos a leer en casa y en clase se aprovechaba para realizar el comentario del texto. Entre todos han descrito las localizaciones, han perfilado el carácter de los personajes, han analizado la trama e, incluso, han compartido las hipótesis sobre el desenlace, ya que es una trama con mucha intriga, relaciones familiares e interrogantes que sólo se resuelven al final. 

Todo ello les ha permitido utilizar diferentes hábitos de mente como predecir, conectar, describir, razonar con evidencia, considerar perspectivas, indagar, expresar y concluir. Este último hábito lo han podido hacer gracias a la visita de la propia autora, que ha venido a la escuela a compartir con los alumnos el proceso creativo del libro y los paisajes como las Highlands escocesas y personajes como George Orwell que le sirvieron de inspiración. 

A cambio, los alumnos de 2º de ESO la han recibido con una muestra variada de algunos de los artefactos de comprensión inspirados en su obra. Sus creadores le han ido explicando como se han inventado y elaborado el videojuego, el cómic, el juego de mesa, el collage, el diario ilustrado… Ana Alcolea ha quedado tan sorprendida que no paraba de hacer fotos de las creaciones y  expresar su emoción por como nuestros alumnos han descubierto complejidad de su obra.