Un parvulario creativo, experimental y feliz

El proyecto del parvulario se basa en la Cultura de Pensamiento y en una metodología totalmente integradora, trabajando por ejemplo las matemáticas con EMAT y la lectoescritura con Ludiletras, dos métodos integrados y complementarios que permiten a los alumnos aprender de forma vivencial, transversal, lúdico-creativa y muy motivadora. Con la misma filosofía, desde P4 trabajamos el proyecto de ajedrez, que nos ayuda a estimular la mente y la lógica, a desarrollar el pensamiento, las estrategias de orientación espacial, la previsión, la planificación y la organización, y a cultivar valores como el respeto.

En esta etapa, los alumnos empiezan a aprender a desarrollar proyectos en los que aprenden según sus propios centros de interés, colaborando en la elección de temáticas más espontáneas en función de sus curiosidades e inquietudes (como los egipcios, los dinosaurios o el mundo animal en general). Los proyectos de medio social o natural les permiten desarrollar el área de descubrimiento del entorno, ya sea a partir de un tema propuesto por las maestras (ej.: el artista Antoni Tàpies) o por los alumnos (ej.: “¿por qué se caen los dientes?”).

El hecho de ser una escuela pequeña y familiar genera un ambiente muy cercano y positivo en el aula, donde los alumnos tienen la tranquilidad y la confianza necesarias para resolver las diferentes situaciones del día a día.

El espacio del parvulario está concebido según la idea de Waldorf que plantea el aula como una extensión del propio hogar y fomenta un entorno bonito y sereno, que estimule la sensorialidad de los niños. Con esta intención, las paredes de las aulas están pintadas de un color cálido que, al ser neutro y suave, genera una mayor sensación de calma y bienestar.

De la misma manera, pero en este caso siguiendo la línea de Montessori, utilizamos materiales nobles, como las mesas de madera y otros que, además, son móviles y plegables, para hacer el aprendizaje más dinámico y el espacio polivalente. De esta forma, se dispone de más libertad de movimiento y trabajar diferentes ambientes al mismo tiempo, y con una dedicación más personalizada por parte de la maestra.

Promovemos el bienestar emocional de los alumnos

Además de los diferentes rincones de Juego simbólico, tres tardes a la semana los alumnos participan en los Ambientes, que son diferentes espacios de aprendizaje, de relación y comunicación en los que, a partir de diferentes propuestas o provocaciones (es decir, que se provoquen las acciones), los niños pueden actuar, observar, experimentar, construir, inventar, imaginar, compartir, relacionarse, emocionarse e interactuar con los demás. Este planteamiento da respuesta a las necesidades que muestran los niños de jugar y relacionarse, priorizando por lo tanto sus intereses, necesidades y ritmos de aprendizaje.

Se forman grupos que combinan alumnos de P3, P4 y P5, que generan unas dinámicas muy enriquecedoras, de responsabilidad, empáticas y solidarias, gracias al conocido como “efecto compañero”, y también referentes positivos y aspiracionales para los más pequeños. Las temáticas van desde la ciencia hasta la literatura en inglés, pasando por la naturaleza y la experimentación, la creatividad artística, el Juego simbólico y los Mini Mundos. Esta iniciativa interaula de la escuela permite una mayor sociabilización entre los alumnos de diferentes cursos, que al mismo tiempo afecta positivamente a las dinámicas de patio.

El bienestar de los alumnos y su buena gestión emocional desde la base es muy importante y, con ayuda del Departamento de Orientación Psicopedagógica de la escuela, se hace un seguimiento personalizado para identificar y acompañar tanto los potenciales como las dificultades, en el caso de que existan.

Además de las aulas, los alumnos de parvulario disponen del Atelier, situado en el patio superior de la escuela. Siguiendo el modelo educativo de Reggio Emilia, que promueve, por encima de todo, la expresión y la experimentación de los niños, el Atelier es un taller abierto lleno de posibilidades y elementos para crear, experimentar, investigar, construir, manipular… El espacio está equipado con material para realizar actividades con luz (blanca, negra y ultravioleta), pintura, arcilla, plastilina y elementos de la naturaleza, como hojas, troncos o minerales. Todo está en consonancia con la Teoría de las Piezas Sueltas y los Mini Mundos, que se empieza a experimentar en el jardín de infancia y encuentra su progresión en el parvulario.

Como parte del desarrollo, los alumnos de parvulario hacen dos sesiones a la semana de psicomotricidad: una en grupo, en la que se trabajan las diferentes capacidades motrices por desarrollar en esta etapa, y la otra en varios grupos, en la que se desarrolla la expresión corporal. A partir del juego y de actividades lúdicas, trabajan la psicomotricidad, la coordinación global, la conciencia corporal, la lateralidad, la exploración y el descubrimiento de su propio cuerpo y de sus propios recursos.

English everyday!

Además de un equipo de cinco maestros, que facilita el desdoblamiento interaula y una mayor personalización del aprendizaje, también contamos con “la Teacher”, la profesora de inglés del parvulario, que posee una amplia formación y experiencia en la introducción de la lengua inglesa entre los más pequeños, y con una auxiliar de conversación en inglés. En P3 y P4 se dedican 45 minutos diarios a trabajar íntegramente en esta lengua, y en P5 es una hora completa con “la Teacher”. Además, ella habla en inglés en los ambientes, en el patio y durante la vigilancia del comedor. Puesto que en la escuela hay bastantes familias internacionales, los alumnos que tienen inglés como lengua materna tienen la posibilidad de participar en un desdoblamiento que se realiza en la misma escuela, con una profesora privada y nativa y un contenido más adecuado a su nivel.

La escuela potencia y fomenta la relación con las familias con una serie de fiestas tradicionales señaladas en el calendario escolar (como la Castañada, la fiesta de Navidad, el festival de Carnaval o la mona de Pascua). Así mismo, se invita a los padres a participar en Talleres organizados por ellos mismos con temáticas artísticas, saludables o de gestión de las emociones durante la Semana de la Ciencia y la de la Cultura. , en las que también suelen venir los abuelos a contar cuentos. Las familias pueden además seguir las actividades diarias en el aplicativo de Classroom y otros eventos, como visitas culturales y excursiones, en el blog, el Facebook y el Instagram de la escuela.

¿Quieres saber más?

Pregúntanos lo que quieras saber sobre el parvulario