Los martes del Casalet en la piscina

Como cada martes de julio, los alumnos de la Llar d’Infants que participan en nuestro Casalet de verano van a la piscina del gimnasio Holmes Place, en la calle Balmes, a cinco minutos a pie desde el colegio. Unos cinco minutos que, en el caso de los pequeños, se transforman en 15 ó 20 desde que salen de su aula, agarrados a la cuerda con la que van juntos haciendo “el trenet”. 

A la llegada al gimnasio -el mismo donde los alumnos de P3, P4 y P5 realizan clases de Natación durante el curso- van a un vestuario exclusivamente para ellos y que está directamente conectado con la piscina. Las profesoras les ayudan a cambiarse, ponerse el bañador y el gorro, y hacen el relevo con los monitores, que les esperan con ilusión.

Se trata de un grupo de profesores y entrenadores personales del centro, acostumbrados ya a trabajar con nuestros alumnos de Infantil y que se desviven por los pequeños dentro del agua, sobre todo con aquellos que, en un principio, no se muestran demasiado convencidos… Para ello son muy atentos con los pequeños y no dudan en ponerse un flotador en la cabeza si eso les puede provocar una sonrisa. 

Su objetivo principal en estas clases de piscina es que los niños de P1 y P2 tengan un primer contacto con el agua que les haga perder el miedo y que aprendan a socializarse con sus iguales en un ámbito diferente, como es el acuático. Para ello hacen ejercicios con los que pueden adquirir una mayor seguridad, movilidad y equilibrio como picar fuerte con los pies, aguantarse con sólo una mano los mayores. Mientras, los más pequeños o menos acostumbrados al agua juegan con pelotas y churros, y pasean en un divertido flotador tándem en forma de pie, que les encanta…