Bienvenida a las familias y visita guiada a la ‘coberta verda’

Los primeros familiares en descubrir, de forma presencial, la coberta verda de la escuela y de recibir una visita guiada por parte de sus hijos han sido los del grupo de 5º de primaria. Los alumnos de esta clase han realizado la prueba piloto de esta experiencia por estar muy involucrados con la coberta y haberse vinculado a ella siempre con mucha ilusión. 

En esta ocasión también ha sido así y han preparado el itinerario con Alba, la coordinadora de aprendizajes y actividades de la coberta verda. Además, en clase de Educación en Valores, con Carol han trabajado los contenidos de la visita guiada a partir de las llaves de pensamiento. De esta forma, cuando los padres han llegado a la coberta, se han encontrado a los alumnos repartidos en diferentes estaciones informativas, identificadas con una llave. 

En la estación de la llave de la Forma, les han explicado la estructura de diferentes terrazas temáticas de la coberta. Con la de Causa-Efecto, qué ha supuesto para ellos que la escuela tenga este espacio verde. Con la llave de la Conexión, cómo la coberta es una nueva aula y un nuevo laboratorio, al aire libre. Con la de la Emoción, qué sentimientos les genera este espacio verde y agroecológico. 

Los padres se han mostrado sorprendidos y entusiasmados durante la visita, ya que es muy distinto verla de verdad y que los alumnos la expliquen con cantidad de información que ya tienen muy interiorizada. Al acabar el recorrido por las distintas estaciones, han respondido a la invitación de documentar sus impresiones con la rutina de pensamiento “Antes pensaba. Ahora pienso”. En ella han escrito que si bien algunos antes pensaban que era un jardín o zona de recreo verde, que tenía un solo huerto, que era más pequeño, con menos variedad de plantas o que los alumnos no lo tenían tan incorporado a sus rutinas escolares… con esta visita se han dado cuenta de que -según sus propias palabras- esta zona lúdica y educativa tiene un gran proyecto detrás, que las posibilidades de auto-sostenibilidad son muy amplias y enriquecedoras, que ofrece mucho material educativo y de desarrollo para los niños, que es una fuente enorme de experiencias educativas, que el multiuso del espacio es un acierto y que es una idea maravillosa, perfectamente organizada. 

Antes de realizar el cierre con una puesta en común, los alumnos seleccionaron y arrancaron algunas variedades de lechugas del huerto tradicional y fresas del cultivo hidropónico, que se llevaron las familias como un recuerdo más y para compartir la coberta también a partir de la degustación de sus frutos.