Un grupo de alumnos desarrolla el proyecto global de un hotel

Este curso se ha incorporado como profesor de la escuela Raül Capdevila, arquitecto de formación y licenciado también en Educación Física. Aunque ya le conocíamos por haber colaborado con la escuela en ocasiones como nuestra Semana de la Ciencia -desde su vertiente más deportiva- ahora vuelve a las clases de dibujo técnico, años después de haber impartido clases de Geometría descriptiva a estudiantes universitarios.

Por todo ello, la manera como Raül plantea las clases a nuestros alumnos de 1º y 2º de bachillerato tiene ya una dinámica muy universitaria e, incluso, profesional. Un ejemplo concreto es el del proyecto de hotel que durante el curso han elaborado los alumnos de 1º que hacen la parte específica de dibujo técnico y que, por lo tanto, el año que viene deberán examinarse de esta asignatura si se presentan a la Selectividad.

Entre estos alumnos hay quienes tienen vocación de arquitecto, otros que consideran que su mejor opción es la ingeniería u otros que se decantan por el interiorismo. Tomando como punto de partida a qué se quiere dedicar cada uno de los alumnos, llegaron a la conclusión que realizar un proyecto de hotel de esquí sería la opción que les permitiría trabajar de forma más cooperativa y colaborativa. Un hotel, además, con forma de guitarra y un museo anexo dedicado a la música, para contemplar también la afición de uno de los alumnos…

Este encargo ficticio, pero concreto, les ha permitido trabajar en equipo y ser más conscientes de lo que ello significa en un entorno laboral, por ejemplo a la hora de las entregas de los planos o de la presentación de las láminas con el trabajo realizado en clase. De la misma manera, cada uno se ha podido dedicar de lleno a aquella parte que más le interesa, por ejemplo de diseñar la estructura del hotel se ha encargado el alumno que quiere estudiar ingeniería en la universidad. Para que el trabajo también fuera lo más real posible, el profesor les preparó una hoja de ruta con las tareas y entregas calendarizadas y, a partir de allí, los alumnos han tenido que auto gestionarse durante todo el curso para cumplir con la entrega final.