Una “muy especial” Fiesta de fin de estudios de 2º de bachillerato

Este jueves hemos vivido una Fiesta de fin de estudios de 2º de bachillerato diferente y especial. Aunque debido a las restricciones obligadas por el contexto de pandemia no pudieron asistir los familiares, la ceremonia se pudo celebrar finalmente y eso nos ha hecho felices a todos, sobre todo a los alumnos que eran la prioridad. Como solución de emergencia y entendiendo que las familias se merecían compartir este momento tan esperado, el acto se retransmitió en directo vía streaming por el canal de YouTube del colegio. 

Se celebró al aire libre siguiendo el protocolo de seguridad y desinfección de micrófonos entre intervenciones, y con música en directo de la EPI BAND, formada por alumnos de ESO, profesores y un espléndido coro de voces femeninas de secundaria. Contó con la presencia del claustro de secundaria, ya que también son protagonistas de la Fiesta de fin de Estudios. El resto de alumnos de la escuela lo siguió desde las pantallas de sus aulas y algunos grupos, cuyas ventanas dan al patio, se asomaron para captar mejor el ambiente. 

El acto empezó con un juego propuesto por sus compañeros y profesores de infantil y primaria, que simulando el “Pasapalabra” recordaron su paso por la escuela. Desde “Empieza por la M. Nombre de vuestra tutora de P4, hoy psicóloga de la escuela” (Marta Canals) hasta “Empieza por la Z. Programa informático que nos salvó el confinamiento” (Zoom). 

A continuación y mientras sonaba el Himno de la escuela, acompañando esta vez por la banda, el director Jordi Casas impuso las bandas de graduados. 

A pesar de que la situación de pandemia nos ha impedido una celebración como hubiéramos deseado, lo cierto es que los mensajes de los alumnos han sido más emotivos que nunca a raíz, precisamente, de lo vivido este año largo. La complejidad de la situación a la que tuvimos que hacer frente el último trimestre del curso pasado y la singularidad de este curso con algunas clases on line y otras medidas preventivas, ha potenciado otro tipo de aprendizajes y un vínculo más personal con los profesores. Esta confianza y complicidad generada con ellos permeabilizó toda la ceremonia, en que las palabras de agradecimiento por parte de todos fueron las más repetidas. 

Los alumnos empezaron recordando sus inicios en infantil, con los bits, y citando a todas las profesoras que les aportaron una base tan sólida. Sobre ella se fueron construyendo, en primaria, con el esfuerzo y la paciencia de sus profesores, a quienes recordaron uno a uno, sin olvidarse de los que no están. Hicieron un repaso por los mejores momentos de la etapa de primaria, con los festivales de Carnaval y los finales de curso en Can Virgili… hasta llegar a la etapa superior que confesaron haber sido la que más han disfrutado. Los alumnos quisieron agradecer también, por su amabilidad y trabajo facilitador, a todo el personal no docente, como Pili Navas, Rosa Gimeno, Sergi Martín, Aaron Sans, a sus antecesores en el cargo y al anterior director de la escuela, Gabriel Casas.

Tras ver un vídeo musical con fotografías que repasaban su paso por la escuela, los alumnos de la promoción 2021 realizaron unas emotivas dedicatorias a cada uno de sus profesores de bachillerato. Empezaron por Lluís Almirall, destacando su válua como profesor y su calidad humana. A Alicia Brunet le agradecieron su dedicación como tutora, la confianza e inspiración que les ha brindado. A Xavi Camps, haberles inducido a la reflexión y a disfrutar dibujando. A Raül Capdevila la ayuda que les ha ofrecido en todo momento. A Maria Josep Far, el espíritu crítico que les ha inculcado. A Carme Gironès, la pasión por la Química que les ha trasmitido. A Missis Gómez, el trato siempre tranquilo y haberles explicado la History como un cuento. A Inma Pérez, su efectiva ayuda durante el 1º de bachillerato tan atípico que vivieron. A Martí Llanes, considerar siempre la persona que había más allá del alumno. A Lídia Peña, por escuchar sus preocupaciones más allá de la clase. A Montserrat Pereira, por la cultura que les ha fomentado. A Bernat Romaní, por su interés y su forma didáctica de explicar la realidad. A Araceli Santandreu, su forma divertida de enseñar y dinamizar la clase. A María Soria, la conexión generada y la resilencia demostrada. Y a Jordi Casas profesor, por potenciar lo mejor de cada alumno y la generosidad de escribir un libro muy útil más allá del colegio… Como director de la escuela, haber hecho posible una “graduación” presencial.

Y, por último, agradecieron a sus padres y madres, que estaban siguiendo el acto en directo, la oportunidad de haber recibido la educación en nuestra escuela, sumando su esfuerzo al de los profesores, que consideran que están ya dentro de ellos para siempre.

Tras la canción “We are young”, Jordi Casas les dirigió unas palabras también de agradecimiento, por dos motivos. Por la capacidad de adaptación y resiliencia demostrada el último año e incluso por su aportación, en el descubrimiento colectivo de las posibilidades de los iPads. Y por haber sido un grupo “movido” que ha generado dinámicas divertidas e infinitas anécdotas a lo largo de su trayectoria por todas las etapas de la escuela. 

“Una promoción muy especial”, a la que deseó un vuelo largo y divertido, en el que cumplan sus motivaciones y sueños. Tras saludar a las familias y agradecerles su comprensión, la banda interpretó de forma emotiva “Compta amb mi” y, desde las ventanas, sus compañeros de primaria desplegaron un mosaico  de letras en el que se leía un último deseo de “Molta sort”.