Una semana de esquí disfrutada al máximo

Había tantas ganas acumuladas de Semana de Esquí que, por primera vez, hemos programado dos turnos. De esta manera, todos los alumnos de primaria pueden estar alojados en la Molina y su acceso a pistas es rápido, fácil y cómodo. En esta estación realizan sus clases de esquí y las actividades de nieve por la tarde, que cada año cogen más relieve porque son divertidas e invitan a los alumnos a la aventura. 

Mientras tanto, los alumnos de ESO se quedan en el Campus Cerdanya de Puigcerdà y de allí parten cada día a una estación distinta, dependiendo del estado de la nieve. De esta forma, y además de en Masella y La Molina -con sus compañeros de primaria- esta semana han podido esquiar en estaciones francesas del nivel de Les Angles. Y, de camino, han realizado una visita cultural a Mont-Louis, una de las fortificaciones de la zona catalogadas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El último día de la semana, los alumnos de bachillerato han podido sumarse a la semana de esquí. Con una puntualidad que denotaba ilusión, a las 7 en punto de la mañana estaban todos listos en el autocar que les ha llevado hasta Masella. A su llegada, algunos han aprovechado para esquiar y apurar el día en pistas, y el resto han paseado por el bosque de la estación conversando con compañeros y profesoras, se han hecho un montón de fotos y disfrutado de un día en la nieve, en otro ambiente y al aire libre. 

Cada uno a su manera, pero todos han disfrutado y, como el sol y la nieve nos han acompañado toda la semana, no sólo ha sido más agradable sino que los alumnos han podido aprovechar mejor las clases, aprendiendo más y mejorado mucho su estilo de esquí.